Tome agua pura

Nada más sano que beber agua pura e hidratarse adecuadamente.  No son recomendables las bebidas carbonatadas ni con saborizantes artificiales, ya que contienen grandes cantidades de azúcar e ingredientes que no son sanos para el organismo.